Donación de órganos y creencias religiosas

Trasplantes de órganos: principios y fundamentos religiosos

Donar órganos es un acto de amor difícilmente comparable con otro gesto solidario. Es  dar vida a partir de una pérdida, conceder una segunda oportunidad a alguien totalmente desconocido. Sin embargo, esta decisión no siempre es sencilla. Cuando una familia debe consentir y autorizar la ablación son muchos los sentimientos y pensamientos que los atraviesan, entre ellos la creencia religiosa. Pero ¿Cuál es la posición de cada religión ante la donación de órganos?

Toda religión basa sus principios en la firme creencia de que hay algo más después de la vida terrenal. Cuerpo y Alma aparecen como elementos en común a todos los dogmas religiosos. El momento de la muerte supone una separación de estos co-principios, es un instante traumático para las personas, de allí se suceden las dudas sobre la donación y la recepción del órgano donado.

Si bien la mayoría de las religiones se han manifestado a favor de la donación, resulta relevante conocer sus principios y argumentos. Algunas de estas posturas resultan sumamente interesantes en los fundamentos que proponen a sus fieles.

Dedicaremos un espacio diferencial a la religión católica apostólica romana, en principio porque es la religión mayoritaria en Argentina y con un status jurídico diferenciado en nuestra Constitución, pero sobre todo porque ha desarrollado un camino doctrinal de gran importancia en esta temática.

No sólo no tiene nada la fe en contra de las donaciones sino que ve en ellas una preciosa forma de imitar a Jesús” 

Juan Pablo II, Conferencia Episcopal Española, 1984.

Juan Pablo II, en su discurso del año 2000, en el XVIII Congreso Internacional De La Sociedad De Trasplantes señaló que: “entre los gestos que contribuyen a alimentar una auténtica cultura de la vida, merece especial reconocimiento la donación de órganos, realizada según criterios éticamente aceptables, para ofrecer una posibilidad de curación e incluso de vida, a enfermos tal vez sin esperanzas”.

En dicha ocasión también realizó señalamientos en puntos notablemente sensibles para muchos fieles al momento de donar o recibir una donación:

  • Consentimiento informado: “la ‘autenticidad’ humana de un gesto tan decisivo exige que la persona sea debidamente informada sobre los procesos que implica, de forma que pueda expresar de modo consciente y libre su consentimiento o su negativa. El consentimiento de los parientes tiene su validez ética cuando falta la decisión del donante. Naturalmente, deberán dar un consentimiento análogo quienes reciben los órganos donados”
  • Ética: “la decisión de ofrecer, sin ninguna recompensa, una parte del propio cuerpo para la salud y el bienestar de otra persona…en esto reside la nobleza del gesto, que es un auténtico acto de amor. No se trata de donar simplemente algo que nos pertenece, sino de donar algo de nosotros mismos…”
  • Es inaceptable la comercialización de órganos, “dado que usar el cuerpo ‘como un objeto’ es violar la dignidad de la persona humana.”
  • Criterio para determinar el momento de la muerte. La iglesia acepta el criterio neurológico de Harvard, definido por la muerte del tronco encefálico. “Esta certeza moral es necesaria y suficiente para poder actuar de manera éticamente correcta. Así pues, sólo cuando exista esa certeza será moralmente legítimo iniciar los procedimientos técnicos necesarios para la extracción de los órganos para el trasplante, con el previo consentimiento informado del donante o de sus representantes legítimos.”
  • Asignación de los órganos donados. La asignación debe realizarse estrictamente “mediante listas de espera o establecimiento de prioridades. A pesar de los esfuerzos por promover una cultura de donación de órganos, los recursos de que disponen actualmente muchos países resultan aún insuficientes para afrontar las necesidades médicas. De aquí nace la exigencia de elaborar listas de espera para trasplantes, según criterios claros y bien razonados.”…” al establecer a quién se ha de dar precedencia para recibir un órgano, la decisión debe tomarse sobre la base de factores inmunológicos y clínicos. Cualquier otro criterio sería totalmente arbitrario y subjetivo, pues no reconoce el valor intrínseco que tiene toda persona humana como tal, y que es independiente de cualquier circunstancia externa.”

La iglesia Católica fomenta la donación, por ejemplo en México se lanzó hace unos años en las parroquias una campaña de donación de órganos. En nuestro país hace varios años se viene proponiendo algo similar, y con muy buena aceptación -por ejemplo anotarse en las parroquias para ser donante-, pero hasta el momento no se han logrado resultados concretos.

Actualmente el Papa Francisco se manifiesta a favor de la donación y en contra de la comercialización de órganos: Tenemos que explicar que donar órganos es un gesto de amor (…) Pero entrar en una espiral de comercio y venta es una crimen.” Este año se sumó a la campaña por Lisandro Zeno, grabando un vídeo de apoyo al joven que deber recibir un trasplante de médula ósea.

Concepciones religiosas y donación de órganos

En la siguiente infografía hacemos un recorrido por las religiones con mayor cantidad de fieles alrededor del mundo. Muchas veces la gente, por desconocimiento, se ampara en cuestiones de fe al negarse a la donación de órganos. Basar su decisión en esto es inaceptable, ya que en general las distintas religiones muestran disposiciones claras y en muchos casos, recomendaciones explícitas a favor de la donación.

A continuación podrán ver los  principios y argumentos de los diferentes dogmas religiosos.

VER INFOGRAFÍA

Fuentes:

Manual Sobre Donación Y Trasplante De Órganos, de Pascual Parrilla, Pablo Ramírez y Antonio Ríos (coords.). Editoral Arán, Madrid. 2008.

Discurso del santo padre Juan Pablo II, con Ocasión Del XVIIi Congreso Internacional De La Sociedad De Trasplantes. Martes 29 de agosto de 2000.

Tres factores que influyen en la actitud de las personas ante la donación de órganos. Sebastián Solar P, Alejandra Ovalle R., María Elvira Simian M., Jorge Escobar H, Juan Pablo Beca I.

REVELLO, Rubén, “Donación de órganos y religiones”, Vida y Ética, año 10, nº 2, Buenos Aires, (diciembre, 2009). http://bibliotecadigital.uca.edu.ar/repositorio/revistas/donacion-organos-religiones.pdf

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s