Luego del trasplante los sueños vuelven a tomar fuerzas

Te presentamos a Juan Manuel Borga uno de los 120 atletas argentinos trasplantados que formarán la delegación argentina en los XX Juegos Mundiales para Trasplantados.

Juan Manuel Borga es oriundo de Morteros, Provincia de Córdoba. Tiene 34 años, actualmente es profesor de Educación Física en Ciudad de Río Grande, Tierra del Fuego. Está casado con Anto Rossi desde hace 3 años.

Manu, como lo llaman sus amigos, fue diagnosticado con Nefropatía por IGA (proteína denominada anticuerpo que ayuda al cuerpo a combatir infecciones) a los 14 años de edad. Toda su familia durante años se sumó al cambio de hábitos en su vida.

“Toda mi familia durante 11 años se sumó conmigo a la dieta estricta y a mis cuidados, intentando prolongar la vida útil de mis riñones al máximo posible, con la esperanza de que la tecnología y la ciencia en relación al trasplante avancen, junto con mis posibilidades de una vida mejor”

Así estuvieron 11 años hasta que su insuficiencia renal se agudizó. Sus padres fueron los primeros en realizarse los estudios de compatibilidad para ser los donantes y evitar el trastorno de la diálisis.

Del milagro al podio

Un 13 de septiembre de 2006 ocurre el milagro. Manu contó en la charla con Donatehoy que “luego de tirar la moneda”, fue su mamá Susana [Nuni] quien le regaló la vida otra vez.

Es Nuni, como le dice él, quien a sus 25 años le volvía a dar vida como la primera vez que daba a luz.

Manuel reconoce que “luego del trasplante, los sueños vuelven a tomar fuerza, sentís que la vida te da otra oportunidad. No vuelve a ser lo mismo que antes de estar enfermo, pero se abren nuevos horizontes, con una nueva perspectiva”.

Previo a la enfermedad, Manuel jugaba al fútbol.

“Tengo una infancia deportiva muy rica , ya que al ser mi padre profesor de educación física estuve ligado al deporte siempre (atletismo, natación, Voley, fútbol ,handball, hasta karate). Por mi enfermedad debí abandonar la práctica deportiva competitiva. Sólo lo practicaba esporádicamente en forma recreativa si mi salud lo permitía”.

Luego del trasplante aparece la oportunidad en los juegos para trasplantados. Es ahí donde Manu cumplió un año de su trasplante, compitiendo en Mar del Plata en los juegos argentinos para trasplantados obteniendo 6 medallas de oro.
En el 2009 participó de los World Transplant Games con la selección argentina en Queensland, Australia, obteniendo tres medallas de bronce.

“Aquella vez quedé quinto en la final de 100 metros llanos y gané tres medallas de bronce en salto largo, vóley y ball throw. En esa oportunidad competí representando a Córdoba”, contó Manuel.
manu3

El gran deseo: Concientizar

Las enseñanzas de la vida pueden variar de una persona a otra. Manu está convencido, después de lo que vivió, que es importante concientizar a la gente de lo que es donar.

Cuando Donatehoy le preguntó que expectativas tenía para este mundial el respondió:
“Como expectativas para este mundial es que se difunda y se concientice sobre la donación de órganos, y la importancia sobre llevar una vida saludable”.

Su mayor anhelo es tener, deportivamente, un buen desempeño. Además nos contó un secreto y es que esta vez está emocionado porque es la primera vez que va a compartir este evento con la familia.

Vale aclarar que esta vez, Manuel Borga, no va representando a Córdoba sino a Tierra del Fuego, pero su corazón está también un poquito en Córdoba expreso en la charla. Y seguro que muchos cordobeses estarán apoyando a un grande, con una fuerza enorme y una simpleza inigualable.

manu2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s