Subirse al podio de la vida

Hoy empieza la XX edición de Juegos Mundiales Para Trasplantados en Mar del Plata, Argentina. Donatehoy estuvo hablando con Ariel Baragiola, que tras 20 años de ser trasplantado de riñón se presentará por décima vez en la categoría tenis. Baragiola es presidente de  la Asociación de Deportistas Trasplantados de la República Argentina (Adetra) y presidente del Comité Organizador Local de los Juegos Mundiales para trasplantados (COL).  

Ariel Baragiola vive en Capital Federal, tiene 40 años. Es hijo de Isabel Ferreiro y de Guillermo Baragiola. Su pasión por el tenis empezó cuando tenía 5 años y de ahí en más la raqueta ha sido su compañera. En Marzo de este año se cumplieron 20 años tras su trasplante de riñón. Es el décimo mundial en el que se presenta y reconoce tener mucha presión para este evento.

“Es mi décimo mundial, acá tengo que jugarlo y ganarlo -entre risas-, tengo la presión que gané en los 9 anteriores que participé”.

Del Club Comercio a la clínica

La historia del trasplante de Ariel comenzó a los 15 años cuando en una práctica de tenis, como cualquier otra, empezó a sentirse mal.

“Al otro día me vino a ver un médico, recomendado de una amiga de mi mamá, me revisó por todos lados, obvio que no encontraba nada raro, pero cuando me tomó la presión, creo que la tomó más de 5 veces, volaba de presión alta 24/18”.

Para aquellos que sufren de tensión sabrán que esto es una locura y fue ahí donde inmediatamente el médico pidió la internación de Ariel.

“Recuerdo que tras perder el conocimiento me levanto en la cama de un hospital todo cableado, ahí me detectaron mi problema renal, un virus que apareció, se incubó en mis riñones hasta que se hizo presente”

El virus que apareció en ese entonces, se denomina glomerulonefritis aguda. Es un tipo de enfermedad renal en la cual la parte de los riñones que ayuda a filtrar los desechos y líquidos de la sangre se daña.

Luego de estar internado un tiempo y tras lograr estabilizarlo Ariel volvió a su casa, pero esta vez con cuidados intensivos.

“A partir de ese momento estuve con tratamiento médico por 5 años, cuidándome con las comidas, comiendo sin sal, etc. Tratando de hacer vida normal, volví a jugar al tenis bastante pronto y eso me ayudó mucho, pero mis riñones siguieron su deterioro hasta que, en uno de los estudios que me hice de control, me dijo mi médico que tenia que entrar en diálisis y pensar en la posibilidad de un trasplante. Yo tenía 19 años así que imaginate lo que fue eso para mí: un baldazo de agua helada”.

Volver a nacer junto a mamá

A veces en las charlas se producen esos silencios que son incómodos. Aquellos silencios que esperas que se vayan rápidamente con algún comentario. El silencio de Ariel fue de esos que se necesitan para poder tomar fuerza y continuar con la historia.

“Estuve unos meses más hasta que tuve que empezar a hacerme diálisis en el Cemic (Centro de Educación Medica e Investigaciones Clínicas). En ese momento nos hicimos los estudios de histocompatibilidad con mis padres”, relató Ariel.

A diferencia de otros casos donde no hay coincidencia alguna, la histocompatibilidad realizada daba compatibilidad con los dos padres. Eran sin dudas un trío perfecto.

“Mi papá quería ser el donante pero debía bajar de peso, como no bajaba ni un gramo (pobre por los nervios que pasaba), pasaron unos meses hasta que mi mamá dijo que no me podía ver más así”.

Ariel junto a Isabel Ferreiro (madre) y Guillermo Baragiola (padre)
Ariel junto a Isabel Ferreiro (madre) y Guillermo Baragiola (padre)

-¿Y entonces…?

“Y entonces se decidió que ella fuese la que donara su riñón. Así que estuve 8 meses en diálisis y el 16 de marzo de 1995 me trasplantaron en el Cemic”.

Claro está que tomar esta decisión no fue fácil para ninguno de los tres.

“Como digo siempre, mi madre es única y me dio la vida dos veces. ¡Es una guerrera! ¡Una grosa total, la amo! y a mi viejo también porque imagínate que se bancó todo, que entrasen a un quirógrafo tu mujer y tu hijo al mismo tiempo. Mi papá siempre cuenta que ahí dijo que se le iba la vida cuando nos vio entrar a los dos, debe ser muy duro”

“Y yo, yo tenia unas ganas increíbles de trasplantarme, porque quería volver a hacer mi vida habitual y normal. Igualmente creo que esas ganas fueron siempre gracias al apoyo de mis papás que son lo más grande que tengo, y a mis amigos que me dieron una fuerza y una energía increíble siempre”.

Del Cemic a los Juegos Mundiales

Aquella vez había pasado del Club Comercio a la clínica. Esta vez, al mes de ser trasplantado, Ariel ya estaba rehaciendo su vida tal cual la soñó durante mucho tiempo.

“En definitiva te cuento que no sólo volví a entrenar cada vez más, sino que a estudiar, a trabajar, en fin, a rehacer mi vida nuevamente”, contó feliz al recordarlo.

Ariel, dueño de una vida activa, contó a Donatehoy que en uno de sus tantos controles se enteró que se iban a desarrollar los primeros Juegos Argentinos para trasplantados y que en esos juegos estaba disponible la categoría tenis.

“Imagínate, salí corriendo del Cemic para llamar por teléfono (año 1996) no existía el celular –se ríe al recordarlo-. Me inscribí y en diciembre de ese año se celebraron los Juegos Argentinos para Trasplantados.Recuerdo que me anoté en tenis single y tenis de mesa (tenis de mesa porque me gustaba jugarlo como hobby)”.
DSCN0215

“Gané las dos competencias y con eso había una posibilidad de quedar becado para ir a representar a Argentina en los X Juegos Mundiales para Trasplantados en Sydney (Australia)”, mencionó.

Carisma, Fortaleza, Dedicación

Ariel no sólo se subió al podio en los Juegos Mundiales para Trasplantados sino que se sumó al podio de renacer tras un trasplante, pero con muchas más fuerzas que antes.

Repleto de un carisma y una dedicación por todo lo que hace, hoy a sus 40 años es presidente de Adetra.

Vale destacar que Ariel siempre fue parte de la Asociación desde que se fundó en 1996. Al principio como socio, luego como miembro de la comisión.

Reconoció haber estado alejado durante 10 años por diferencias que encontraba con la comisión que desempeñó su actividad hasta principios de este año.

En el mundial de Durban, Sudafrica (2013) se pudo respirar un nuevo aire.

“Recuerdo que para el mundial de Durban 2013 fue un grupo muy numeroso de gente, casi 75 personas entre deportistas y acompañantes. Se sumó mucha gente nueva, joven y con muchas ganas”.

“Ahí se empezó a generar otro clima distinto, el mundial fue hermoso por el aliento y toda la energía positiva que había, cosa que en otros mundiales se había perdido ese espíritu”, destacó el deportista.

De la mano de Carlos “Pipo” Lirio, Profesor de Educación Física, Team Manager y amigo personal de Ariel, fue incentivado para que se sume a esta camada de gente joven que quería un cambio, como él, para la Asociación.

“De a poco me empecé a sumar y empezamos a trabajar con Pipo para ver como podíamos lograr asumir y fue así que se armó una lista de miembros espectacular y empezamos a tener consenso en todos lados con toda la gente que pedían un cambio de gestión y renovación”, fueron las palabras contundentes de Baragiola.

El actual presidente de Adetra reconoció que tanto él, como “Pipo” y un par de chicos más, acarreaban una experiencia y conocimiento porque estaban desde la primera época.

“Fue así que se hicieron elecciones y logramos quedarnos como comisión”, relató.

Desde el 1 de Abril del 2015 Ariel se puso, en su hombro, la responsabilidad de estar al mando de Adetra.

Diferentes Roles: la misma pasión y entrega

Al asumir ya había que solucionar el primer problema que presentaba la Asociación: la anterior comisión había pospuesto ediciones anteriores de los Juegos Argentinos.

“Un viernes asumimos y al lunes siguiente estábamos sentados con los subsecretarios de deporte, presidente del Incuai y ministros porque teníamos un problema muy grande: teníamos que hacer los Juegos Argentinos que la comisión anterior había cancelado y pospuesto tres veces y el tiempo nos corría mal”, señaló.

!Tuvimos que asumir y destrabar un montón de inconvenientes que habían, pero gracias a este equipo de gente que te cuento pudimos arreglar todo con las distintas entidades, alinearnos todos en fin de un objetivo común: el Torneo Argentino y el Mundial de Mar del Plata”, añadió orgulloso de su equipo.

Miembros de ADETRA En la fila izquierda de adelante hacia atrás está: Hector Castro, Pablo RODRIGUEZ (vocal), Ariel Baragiola (presidente) y Teresa Paniceres (vocal) En la fila derecha se encuentra: Lilian Bracco (secretaria) Hernan Sachero (Vice) Maria Elena Medina (vocal)
Miembros de ADETRA En la fila izquierda de adelante hacia atrás está: Hector Castro, Pablo RODRIGUEZ (vocal), Ariel Baragiola (presidente) y Teresa Paniceres (vocal)
En la fila derecha se encuentra: Lilian Bracco (secretaria) Hernan Sachero (Vice) Maria Elena Medina (vocal)

Vale aclarar que los Juegos Argentinos se realizaron en Mendoza donde ya venía trabajando la deportista Rosana Mateos junto a la psicóloga Jessica Estelella.

“Salieron los mejores juegos que yo viví al menos, con un apoyo total de la provincia de Mendoza y eso catapultó todo para el mundial”, dijo orgulloso.

Ariel es dueño no sólo de una gran capacidad arrolladora sino que es una persona de una humildad de aquellas -que según mi abuela- la tienen solo los grandes. Esas condiciones hicieron que aceptara la herencia honorífica que estaba por llegar por sorpresa.

“Fui nombrado miembro del COL porque en su momento, hace tres años cuando se estaba nombrando la sede, en los documentos que se firmaron ante la World Transplant Games Federation (WTGF) el presidente de Adetra iba a ser el presidente del COL, y en abril de este año, cuando nos pusimos a trabajar con la secretaria de deportes me comentan que yo era el presidente –risas-¨

Vaya sorpresa la que se encontraba Ariel en ese momento. Cuando le pregunté como lo había tomado el contestó: “tuve que hacer un master acelerado para ponerme al día de toda la problemática y temas que involucraban al Mundial porque antes de eso estaba totalmente afuera, solo como deportista, con lo cual no fue fácil”.

A esta altura no podía dejar de sorprenderme de tantas cosas que hace Ariel.

Sin dudas Ariel es un grande que se subió una vez al podio y sin pensarlo no se bajó más de todos los podios que le presentó la vida.
Ariel tiene una personalidad arrolladora, de esas que no saben decir no ni siquiera a ellos mismos. Tiene la valentía de los grandes, el respeto para la gente que lo rodea, la capacidad de ser un gran anfitrión, dueño de una humildad inigualable y una ternura a flor de piel.

Dicen que detrás de un gran hombre siempre hay una gran mujer. Y Eleonora, esposa de Ariel desde hace un año y medio, no podía dejar de ser la excepción.

“Estoy casado hace un año medio y la verdad mi mujer, Eleonora, es una leona. Me aguanta en toda esta locura que emprendí y me acompaña siempre. Es una mujer increíble: es el sostén y la persona que me sabe aconsejar y cuidar porque yo me embalo y me meto en todo y digo a todo y a todos que sí y bueno… ella se encarga de cuidarme”, la describió con su mejor ternura.

Ariel se ha subido a varios podios, ahora va por uno importante para su vida y es el deseo de algún día ser el mejor padre del mundo. Hoy se sube al podio de anfitrión de los Juegos Mundiales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s