La historia de Cristian Garrido: Nado para respirar

 

Cristian Garrido nació con fibrosis quística y hace poco más de tres años recibió un trasplante bipulmonar. Es nadador y se presentó en los últimos Juegos Mundiales para Trasplantados en agosto de este año. Donatehoy habló con él y te cuenta su historia.

Es actualmente Licenciado en Kinesiología y Fisioterapia, es Presidente de Rotaract Club Alberdi y, como si fuera poco, participa en las actividades de difusión de la enfermedad y donación de órganos en la Fundación Córdoba FQ. 

Un 11 de febrero de 1991 nació Cristian Garrido en Carmen de Patagones, al sur de la provincia de Buenos Aires.  Al nacer a Luis Garrido y Adriana Eberling, papás de Cristian,  le  informaron que su hijo tenía fibrosos quística (patología que afectó principalmente sus pulmones). El pronóstico para ese entonces era para nada alentador: un doctor les dijo que, con suerte, su hijo viviría hasta los 18 años.

Tato, como le puso su abuela, hoy tiene 24 años y fue trasplantado el 12 de febrero del 2012 en la Fundación Favaloro. Cuando recuerda ese día confiesa: “yo estaba tan tranquilo que me quedé dormido. Fueron como 12 horas de espera hasta que llegaran los órganos. Vino el doctor, me avisó que estaba todo perfecto y me durmieron. Listo. Al otro día me levanté con mis nuevos pulmones. Vivo para honrar a aquel donante”, contó a Donatehoy.

Su vida estuvo siempre alineada con el deporte. Siete meses después de la operación estaba lanzándose a la pileta nuevamente y nadando contra otros trasplantados en los Juegos Argentinos y Latinoamericanos en el Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (Cenard), en Buenos Aires.

“A los meses volví a nadar y a los seis ya competí en los Juegos Argentinos y Latinoamericanos. Es decir, en siete meses pasé de no poder caminar una cuadra sin oxígeno, a competir en natación”, mencionó Tato en la conversación.

“El deporte siempre me ayudó. Hasta llegué a participar en competencias antes del trasplante. Y cuando entré a la lista de espera para recibir la donación, estuve un año haciendo gimnasio, pilates y cinta. Todo eso, con la mochila de oxígeno al lado”, contó Tato.

La mochila lo acompañó muchas veces  hasta la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), donde cursó y se recibió de la carrera de kinesiología y fisioterapia. Hoy trabaja en un centro de kinesiología luego de haberse especializado en Neurorehabilitación infantil y hacer la residencia en el Hospital Infantil.

En agosto de este año se presentó en los XX ºJuegos Mundiales para Deportistas Trasplantados realizados en Mar del Plata, obteniendo 5 medallas en total, tres de plata y dos de bronce.

“Nadé más rápido que nunca”,  aclaró Tato riéndose.

 

Cristian "Tato" Garrido en XX Juegos Mundiales para Deportistas Trasplantados, Mar del Plata - Agosto 2015
Cristian “Tato” Garrido en XX Juegos Mundiales para Deportistas Trasplantados, Mar del Plata – Agosto 2015

Tato, desde hace 7 años vive en Córdoba. Su papá, empleado bancario, trasladó a su familia por su trabajo hasta la Docta, pasando también por Choele Choele (Rio Negro), donde Tato vivió parte de su infancia, junto a su hermano mayor Sebastián.

Desde hace un año que es Presidente del Rotaract Club Alberdi. Organización internacional compuesta por jóvenes –hombres y mujeres- cuyas edades oscilan entre los 18 y 30 años y que creen en la posibilidad de marcar la diferencia. Los rotaractianos, a través de proyectos de servicio en sus comunidades, ayudan a mejorar las condiciones de vida de las personas que los rodean, desarrollando así cualidades de liderazgo y habilidad profesional.

Además es miembro de la Fundación Córdoba FQ. Fundación que se formó hace muy poco y en la cual desempeña la tarea de difundir sobre la enfermedad y donación de órganos.

A Tato la fibrosis quística no lo detuvo para nada, la conversación que mantuvimos fue todo el tiempo entre risas porque aprendió que la vida significa “simplemente este día”. Y así se toma el día a día. Eso se dice a sí mismo cuando se tira a una pileta, porque para ayudar a mantener lo más sano posibles sus pulmones, los médicos le recomendaron practicar natación. Y así lo hizo desde los 14 años.

Cristian “Tato” Garrido se está preparando para ser uno de los 14 oradores en el TEDx  Córdoba. Una grilla que arrancará el 7 de noviembre de este año y que refuerza la apuesta en los testimonios, proyectos e ideas transformadoras.

Sin dudas, Tato Garrido, merece la admiración de varios, es un ejemplo de vida y un inalcanzable luchador por concientizar a la gente que “donar salva vidas”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s