Mia Valentina, esperando un corazón

Mia Valentina, de dos años, espera un trasplante cardíaco. Su mamá Belén nos contó su historia en su casa cercana al Hospital Italiano y el estado actual de la niña. 

Por Enrique Martín Axalan Sanjuan Burlotti

Mia Valentina tiene dos años de edad y a las 30 semanas de embarazo de su mamá Belén los médicos detectaron que la niña tenía el corazón dilatado.

Durante la entrevista le pregunté a Belén como notó que algo pasaba:  “Yo no sentía nada, notaba sí que los movimientos dentro de mi panza no eran lo que habitualmente sentía, creo que fue el instinto de que algo andaba mal lo que me llevó a recurrir al médico”.

Luego de varios estudios en Ledesma (Jujuy) el obstetra y el médico de Belén detectaron que el corazón de Mia Valentina estaba dilatado. Fue cuando deciden hacerle más estudios a Mia en San Pedro de Jujuy. En una clínica privada, la doctora Lucero confirmó que los miocardios de la bebé efectivamente estaban dilatados.

Belén fue derivada “al único cardiólogo que se encontraba atendiendo en la capital” de Jujuy. Allí, el cardiólogo infantil Aldo Gamez, quien fue parte del grupo Maranz del Hospital Italiano, decide que Belén viaje a Buenos Aires donde estuvo 7 meses hospedándose en la casa Ronald McDonald y comenzó a hacerse todos los estudios en el Hospital Italiano donde nació Mia Valentina el 07 de abril de 2014.  Para entonces el diagnóstico de Mia Valentina era miocardiopatía dilatada congénita.

mia valentina24

Un crecimiento complicado entre Buenos Aires y Jujuy

Desde que nació comenzaron a medicarla y el 24 de abril del 2014 le dieron el alta, pero el 8 de mayo sucedió que la niña hizo un paro respiratorio y de urgencia la internaron nuevamente en la terapia intensiva del Italiano.

Luego de este momento terrible, en julio del mismo año, le dan el alta nuevamente y vuelve a Jujuy con su mamá y su abuela Alicia Digan. Desde ahí solo vendrían a controles a Buenos Aires porque Mia estaba supuestamente estabilizada.

La tranquilidad  duró poco, en agosto del 2014 Mia volvió a descompensarse, “le perforan un pulmón y la traen con un avión sanitario de suma urgencia al Hospital Italiano”.

Bastó ese episodio y el diagnóstico complicado para que en septiembre de ese mismo año Mia ingresara en la lista de espera del Incucai y pasó a la emergencia nacional por trasplante de corazón.

Ya muy grave, estuvo internada en la terapia intensiva en pediatría hasta mayo del 2015, desde las redes sociales comenzó su mamá a difundir y a concientizar sobre el tema de donar los órganos, no sólo por el caso de su hija sino para ayudar a todos los niños que se encuentran en la misma condición. Para eso creó la página Un Corazón para Mia Valentina  en la red social Facebook.  En la misma, también vengo difundiendo y creando conciencia con los sitios Ángeles de Vida (donar es dar vida)  y en mi propio sitio para ayudar a que más gente se informe sobre este tema con la información de los organismos oficiales vinculados a Incucai.

El estado actual de Mia Valentina es estable. Su abuela y su mamá contaron que ella está estabilizada, pero al mismo tiempo su situación es urgente.  El jueves 18 de febrero del 2016 la niña se descompensó nuevamente y tuvieron que internarla de urgencia en el Italiano, pasándole la medicación levosimedan para poder mejorar la contractibilidad del músculo cardíaco.

Los médicos le dijeron a Belén que “ya necesita el trasplante y depende de que lo más urgente posible aparezca un donante”, y una familia que done los órganos de un niño que haya fallecido en una unidad de terapia intensiva. Sólo así podrá salvarse Mia Valentina.

mia y familia

La nena estuvo internada desde el 18 hasta el domingo 20 de febrero pasándole medicación cada 24 horas para estabilizarla, hoy Mia espera en su lugar de estadía en Buenos Aires cerca del Hospital Italiano y no se separa de su mamá y su abuela.

Con lágrimas en los ojos, Alicia me dijo: “Espero que la gente cambie, que el amor cambie a las personas y que comencemos a luchar por lo que tiene valor verdadero en la vida y tratar de tomar decisiones, las que son realmente importantes. Mia Valentina necesita un corazón urgente, yo quiero ver a mi nieta crecer que pueda seguir con vida”.

Es necesario que más gente tome conciencia que la única opción que tienen todos los niños y adultos que se encuentran en lista de espera del Incucai, para poder seguir con vida, es un trasplante. Pero para eso debemos saber que si no hay donantes no hay trasplantes, saber que los órganos no van al cielo.

Es necesario entender y comprender que donando los órganos podemos salvar la vida de muchos niños y en este caso la vida de Mia Valentina que espera un donante urgente, un corazón de un niño, para eso sus padres tienen que tomar la decisión correcta en un momento de dolor por amor a la vida y decir sí a donar los órganos, porque si donan, Mia Valentina podrá tener la oportunidad de vivir.

Cuando decimos no a donar los órganos apagamos la vida de muchos niños que esperan en este momento y en el futuro la única luz de esperanza, un donante, ese donante que salvara sus vidas.

mia valentina2

Nota Editorial: El protocolo de donación de órganos es administrado únicamente por entes oficiales de procuración, ablación y trasplante. Registrate como donante de órganos y conversalo con tu familia, sólo así podrás ayudar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s