Cinco veces minicampeón de la vida

Marco Scaravelli tenía 6 años y  soñaba con ser una promesa para el motociclismo pero  un accidente en minimoto le quitó la vida. Ahora sus padres decidieron donar sus órganos.

El 10 de julio Marco Scaravelli participó de un entrenamiento de minimotos en el Racing Park de Viadana, al norte de Italia. Todo parecía normal pero algo ocurrió, un accidente inesperado cuando el niño estaba arriba de la moto y su padre quiso resguardarlo del sol.

En lugar de empujar el vehículo el padre la encendió y Marco estaba arriba,  perdió el control cuando alcanzó rápidamente velocidad (un promedio entre 50 y 60 km/h) tocó a un compañero y golpeó bruscamente con una puerta de hierro.  Debido a las heridas en su cerebro las cuales fueron irreversibles tras siete días falleció.

Fue en medio del dolor por la pérdida que una luz abrió paso a una nueva decisión de su madre y padre. Marco le dio aliciente a cinco personas que requerían de un órgano para poder vivir, un riñon, pulmones, hígado y corazón. Ningún torneo, ni campeonato mundial, ni premio será más valioso que el último acto digno de un verdadero campeón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s