Siempre fuerte, siempre: una carta viral

Pablo Ráez Martínez es un joven Crossfitter oriundo de Marbella que padece Leucemia y cuya carta publicada en su perfil de Facebook pidiendo donantes de médula se ha vuelto viral en los últimos días.

Por Jessica Brahin

“Siempre fuerte, siempre” es más que una simple publicación, es una carta de autor y un llamado de conciencia para que la sociedad deje aunque sea por un instante de pensar en su “yo” y pueda mirar a los demás comprometiéndose mediante una acción altruista como es la donación de médula ósea.

“Te invito a que pierdas o inviertas unos minutillos en leer esto” es la frase inicial del mensaje terapéutico y llamado solidario de Pablo Ráez Martínez, un joven Español de 20 años que afronta la recaída en su enfermedad con las cualidades de un guerrero: coraje, valentía y sabiduría.

Durante el 2014, viviendo sus 18 años como cualquier joven de su edad, estudiando y en su caso practicando la técnica deportiva Crossfit, fue diagnosticado de Leucemia y tras recibir varias quimioterapias encontró la compatibilidad en su padre y pudo ser trasplantado de médula ósea.

En la vitrina de la vida

Lo que parecía un hecho trascendental que luego de ser enfrentado, padecido, transitado, superado y transformado ya en un recuerdo con la carga emotiva que encierra “perdí muchísimo peso, todo el pelo, semanas de fiebre continua, semanas sin comer, semanas vomitando, con morfina, me quede ciego durante dos meses”, volvió a mostrarse latente.

Mientras pasaba tiempo recuperándose del trasplante y con la mirada puesta en los Juegos Mundiales de Trasplantados de Málaga programados para el 2017 donde iba a representar a su país en 100 metros, Pablo recibió un nuevo cimbronazo.

Los médicos tuvieron que darle la mala noticia de que la Leucemia no había podido ser superada con efectividad, que se había producido una recaída.

“Después de unos 10 meses limpio me dicen que vuelvo a tener leucemia, por lo que hay que repetir el proceso, con la diferencia que esta vez no tengo donante de médula. Hay que buscar a fondo. Ya que el trasplante ultimo fue de mi padre. Fue en vano”, refiere el atleta en su red social.

pablo 2
En su cuenta de Facebook, Pablo muestra esta imagen que compara lo que la enfermedad hizo en su cuerpo.

El acto solidario de la espera

Cuando sobran los motivos, activar la espera, esperar por uno y por los demás de forma activa puede ser la clave motivacional para enfrentar con optimismo la lucha planteada.

“Estoy a la espera de tener un donante compatible, por lo que hice un llamamiento a la gente para que se hiciera donante. No por hacerte donante me vas ayudar a mí (o si) pero colaborarás con la sociedad y no te cuesta nada, infórmate en Google de cómo hacerlo si realmente estás interesado”, señala el joven guerrero.

Sin miedo al porvenir

Tras regresar al hospital sin querer volver, el “ser que ha venido a esta vida a ser feliz y amar” como se describe en su Facebook, si bien reflejaba su sentimiento de miedo al principio de su regreso, transitando ya más de un mes de internación, da cuenta de su ausencia de queja y de la pérdida de ese sentir que lo acompañaba, claramente entendible.

Reconocer el miedo no es fácil y perderlo menos aún, en palabras de Pablo “esta vez he perdido el miedo, he perdido el miedo a estar aquí, a morirme, a sufrir, a todo, será lo que tenga que ser, pero no ha sido fácil llegar a ese punto. La muerte no es triste, lo triste es que la gente no sepa vivir”. Cuando eres capaz de dejar atrás el pasado, dejando atrás miedos e inseguridades, es cuando puedes afrontar el presente.”
Sensible, siempre. Frágil, también.

Para dar cierre a la carta plenamente movilizadora “Siempre fuerte, siempre” Pablo Ráez Martínez destaca que el único coraje de un guerrero radica en su fragilidad y que actuar con el corazón es lo realmente importante.

“Tener coraje es sinónimo de echar el corazón por delante. No es no tener miedo. Es tener la valentía para afrontar ese miedo y actuar con el corazón. Tengamos coraje siempre. Seamos felices siempre.”

Su positividad es propaladora, su actitud replicable. El guerrero nos invitó a leer su carta. La enfermedad es la causa que mueve a la acción. La viralización del mensaje fue el efecto inesperado. Donar, será el acto esperado.

pablo 3

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s