En Córdoba buscan #UnCorazónParaMaxi

Maximiliano Molina tiene 11 años, es cordobés y está en lista del  Incucai a la espera de un corazón para seguir viviendo. Su mamá comenzó una campaña nacional para sensibilizar a las personas.

Maximiliano Molina tiene 11 años, es oriundo de la Provincia de Córdoba, allí vive con sus papás y dos hermanos. Hasta el año pasado era un chico totalmente normal que quería jugar, compartir con su familia y amigos, disfrutar de su infancia. Hace un año atrás concurría al colegio Santo Tomás, hacía natación e iba a inglés como cualquier niño de su edad, pero una miocarditis aguda, que luego se convirtió en crónica – resultado aparentemente de un  virus- le cambió la vida.

Como consecuencia de esto y luego de cinco  internaciones, el deterioro de su corazón fue inminente, se intentaron varias terapias, pero el miércoles pasado Maximiliano debió ser conectado a un corazón artificial con la esperanza de la llegada de un donante. Mientras tanto sigue internado en el Hospital Italiano de Buenos Aires.

Tras esta noticia  su mamá Paula Agliozzo inició un campaña  de sensibilización que no tardó mucho en viralizarse hasta llegar a ser trending topic (TT) en la red social Twitter, y creó también un página en Facebook con el título #UnCorazonParaMaxi. La idea de Paula es tratar de que la gente entienda el significado de donar órganos:

“Los órganos no se van al cielo. Conversen de estos temas con sus familias, una sola donación puede salvar muchas vidas (sic)”

Asimismo, actores y deportistas, entre otras personalidades, están  haciendo campaña por Maxi. Se sumaron también las familias de sus compañeros de colegio y docentes, quienes en el día martes 14 realizaron una convocatoria frente al Patio Olmos de Córdoba para repartir folletos y contarle a la gente sobre la donación de órganos y su magnitud.

Es importante que desde pequeños les enseñemos a nuestros hijos el valor de ser solidarios, enseñarles  empatía, esta capacidad  de ponerse en el lugar del otro ante el dolor. Si logramos inculcar esto  desde pequeños podremos tener más adultos comprometidos y responsables.

16427666_10210172317577501_5235511426318597578_n

Argentina cuenta con un ley magnifica que regula absolutamente todo lo referido a trasplantes. Debemos perder el miedo al tráfico de órganos, a la comercialización, a la falsa idea de que se está deseando que alguien fallezca. Debemos informarnos más, sacarnos todas las dudas,  porque aquí en nuestro país es imposible que esto exista. El Estado argentino da todas las garantías y condiciones para que el sistema de donación de órganos sea seguro y para cuidar al trasplantado. También tenemos médicos estupendos, especializados en trasplantes. Solo nos faltas vos.

Sabemos que la donación pediátrica es más difícil,  primeramente porque hay más niños sanos y menos accidente en  pequeños, con lo cual reduce el indice de donante. Sin embargo hay que saber que otras cosas pueden suceder que los niños también mueren, también tienen accidentes que no se da a menudo, pero estas cosas pasan y tenemos que poder entender que podemos ayudar a otros padres. Kiki Lawrie es un ejemplo a seguir con su experiencia. Es difícil tomar la decisión pero no tengamos miedo en dar vida a otros.

No te olvides, donar órganos salva vidas.

Fuentes:

Video: Gentileza de Cecilia Gregorat.

Foto: Página #uncorazonparamaxi

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s